Fabricar mascarillas en China es como "producir dinero"

Ante la pandemia de coronavirus se ha generado una demanda significativa de tapabocas y otros equipos de protección, los empresarios chinos están desarrollando una producción lucrativa de las tan necesarias masacarillas.

A principios de febrero, Guan Xunze construyó una fábrica en 11 días para producir mascarillas N95, que pueden proteger al usuario del contagio.

China ha logrado controlar el brote del mortal virus y con ello la demanda de las mazacarillas bajó, razón que lleva  este empresario de 34 años a apuntar a nuevos mercados como Italia, el país con más muertos por el nuevo coronavirus.

Durante los primeros dos meses de 2020, China registró 8.950 nuevos productores de mascarillas en su territorio, según la página web de información sobre empresas Tianyancha.

"Una máquina para fabricar mascarillas se ha convertido en una imprenta de billetes”, afirma Shi Xinghui, director de ventas de una empresa con sede en Dongguan, al sur del país asiático.

Su margen de beneficio se ha multiplicado, subiendo a varios céntimos de euro por unidad, contra menos de un céntimo antes. “Producimos entre 60.000 y 70.000 mascarillas al día. Es como fabricar dinero”, dice. Información publicada en el portal 24Matins.Es.

 

bolsonaro

Jair Bolsonaro criticó la cifra de fallecidos en Sao Paulo por coronavirus

"Familia, me despido por un tiempo": el mensaje de despedida de Alcalá Cordones (Video)