Régimen de Maduro solo cumple con 50% de la alimentación de pacientes en hospitales de Carabobo

Foto: Dayrí Blanco

A José Gámez le sobran los motivos para salir a protestar. Por eso lo hizo este martes. Él salió a las calles de Valencia con su bata de médico y una franela que lo identificó como representante del Colegio de Nutricionistas de Carabobo, para exigir mejores condiciones para los pacientes de los hospitales de la entidad, que apenas reciben, desde el régimen de Nicolás Maduro, 50% de la alimentación que les corresponde para sanar.

Los últimos dos meses en la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET) no se les ha dado cena a ninguno de quienes están ahí luchando por su vida. Pero esta situación no es nueva. Ya en reiteradas oportunidades se ha denunciado que les dan arepa sin relleno en el desayuno, y arroz o pasta sola en el almuerzo.

«No se están cubriendo los requerimientos calóricos de los pacientes y eso es grave, porque va en contra de su recuperación». A esto se suma que la población en general se está alimentando muy mal por la crisis económica del país. «80% de los venezolanos no comen proteínas por el alto costo y se limitan a harinas y granos que es lo que medianamente pueden comprar y eso causa desnutrición».

El problema se agudiza aun más con las cifras de profesionales del sector que se han ido del país por los precarios sueldos. «Éramos entre 60 y 80 en el estado y apenas quedamos 30 que seguimos aquí luchando y viviendo entre la miseria porque los salarios no alcanzan para nada».

Por todo esto se le vio en la protesta convocada por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, en la que también participó el gremio de los bioanalistas, un sector que en el sistema público está prácticamente paralizado. «Están en un paro patronal porque van a sus puestos de trabajo pero no hacen nada por falta de insumos y reactivos», relató el presidente del Colegio de Bioanalistas de Carabobo, César Sánchez.

Es por eso que se ve a familiares de los pacientes paseando de un lugar a otro con las muestras de laboratorio en sus manos, expuestas a contaminarse o dañarse, hasta encontrar un sitio donde hacer el estudio y que puedan pagar.

Y mientras eso sucede el riesgo de muerte de quienes están enfermos se incrementa. «De las 10 instituciones de salud en el estado, nueve pertenecen al sector público, y cerca de 80% de esas instituciones no están funcionado. Hay que comprar desde guantes, inyectadoras, gasas y todo el material mínimo necesario para ser atendido. Y si se llega en estado de emergencia o de atención quirúrgica lo más probable es que se tenga un alto porcentaje de morir mientras se consiguen los medicamentos necesarios», alertó Rubén Limas, representante del Colegio de Médicos de Carabobo.

Ángeles Open Water

¡Nueva válida! Angeles Open Water cierra 2019 con broche de oro (Video)

¡Desidia! Falta de tratamiento causó muerte de más de 30 niños con cáncer en Carabobo