Táchira: familiares exigen nombres de los 103 reclusos trasladados del CPO

Foto Caraota Digital

La noche de este jueves se logró un acuerdo entre las autoridades y los reclusos que lideraron el motín en el Centro Penitenciario de Occidente (CPC) en el estado Táchira.

«Desde el momento de la toma de rehenes, nosotros estuvimos pendientes de la situación y en contacto directo con algunos reclusos y sus familiares, ellos exigen una buena alimentación y atención médica», apuntó Asdrubal Ortiz, representante del Consorcio Justicia, capítulo Occidente.

Informó que 103 privados de libertad fueron trasladados a su lugar de origen y se dio comienzo a un proceso de investigación en contra de los directivos del penal.

De acuerdo al vocero de esta organización, a los reos no se les garantiza el derecho a la alimentación, por lo que se acordó permitir que sus familiares puedan llevarles comida al menos dos o tres veces por semana.

Asimismo, Ortiz denunció que en el CPO un hombre padece de cáncer de próstata y no se le ha permitido el traslado a un centro de salud pese a su estado terminal.

Aseguró que los reclusos exigieron atención inmediata para quienes padecen epidemias y otras enfermedades.

Se conoció que varios reclusos resultaron heridos con perdigones ante la arremetida de la guardia nacional al pretender tomar el control del motín.

A las afueras del penal, los familiares esperan la lista con los nombres de los reclusos trasladados a otras cárceles.

El detonante del motín fue porque los reos tenían varios días sin comer y descubrieron un área llena de alimentos destinados para ellos y que eran comercializados por los directivos del CPO en la población de Santa Ana, donde se encuentra ubicada la cárcel.

«Son un campo de concentración»

Leonardo Manrique, coordinador de la Coalición por los DDHH y la democracia, manifestó que «nos alegra que el motín haya tenido un feliz termino y no tengamos fallecidos, este hecho pone en evidencia la corrupción, las mafias y el maltrato que sufren los privados de libertad ante la falta de políticas que puedan brindar un trato digno y de respeto a los derechos humanos de estos ciudadanos».

Señaló que lo que sucedió en el CPO será llevado a instancias internacionales, pues es necesario que el mundo sepa cómo están los presos en Venezuela, «donde mueren porque no se les permite atención médica».

«Las cárceles parecen campos de concentración, donde los presos son sometidos a hambrunas prolongadas, son maltratados y no se les respeta ningún tipo de derechos, la constitución de Venezuela garantiza los derechos para estas personas que so bien cometieron delitos son seres humanos», culminó Manrique.

mérida

Mérida respaldará protesta convocada por Guaidó este 16Nov

Injerencia chavista: Bolivia detuvo a nueve venezolanos con insignias de la PNB