Síndrome de ovarios poliquísticos no es sólo un hallazgo ecográfico

Foto: Caraota Digital

Maryory Gómez

Ginecólogo

El síndrome de ovarios poliquístico (SOP) es una patología frecuente en el área
ginecológica de  4% a 10% en la mujer en edad reproductiva, pero por años las mujeres
sólo lo han relacionado con cambios a nivel ecográficos, sin importarles que pudiera estar
sucediendo o que consecuencia puede traer a futuro este síndrome.

Este se presenta con 3 signos clínicos importantes: los ciclos menstruales anovulatorios o
que duren mas de 38 días, hiperandrogenismo que se traduce clínicamente con la
presencia de hirsutismo (aparición de vello en sitios donde no debería de estar como en la
barbilla), acné cuando persiste después de la adolescencia o se exacerba entre los 20 a 30
años, un 15 a 20% de las mujeres adultas lo pueden presentar y la presencia de alopecia o
caída del cabello en una zona especifica, finalmente la visualización de quistes en los
ovarios con disposición en la periferia y un aumento de volumen mayor a los 10cc.

Pero además esta pudiera manifestarse de 4 formas diferentes: el primer grupo de
mujeres presentan Hiperandrogenismo con o sin laboratorio alterado + irregularidad
menstrual o disfunción ovulatoria + hallazgo ecográfico de quistes, el segundo puede
presentar la irregularidad menstrual o disfunción ovulatoria + hallazgo ecográfico de
quiste, tercer grupo signos de hiperandrogenismo con o sin laboratorio alterado + hallazgo
ecográfico y finalmente el cuarto grupo puede presentar signo de hiperandrogenismo con
o sin laboratorio alterado + Irregularidad menstrual o disfunción ovulatoria.

El tratamiento debe ir enfocado en las diferentes presentaciones, no obstante, hay que
tomar en cuenta que el 80% de estas mujeres se encontraran con resistencia a la insulina
o con hiperinsulinismo. Frente a este cuadro es importante resaltar que el tratamiento no
sólo debe estar enfocado a la utilización de anticonceptivos con componentes para tratar
el hiperandrogenismo y al uso de la metformina entre otros medicamentos sino que
deben aprender a cambiar su estilo de vida, la alimentación es el componente principal.

Por ello se recomienda que por la presencia de hiperandrogenismo se elimine el consumo
de lácteos, por la resistencia a la insulina bajar la ingesta de carbohidratos y comer los de
bajo índice glucémico (zanahoria, plátano o plátano verde, harina de avena, maíz dulce,
leche de soya) y se pueden incluir Vitaminas como la C y D, omega 3, el mioinositol y el
metilfolato.

Poco se habla de las consecuencias de esta patologia sino se logra controlar, como la
aparición de hipertension arterial, diabetes, obesidad, cáncer de endometrio, asi que de
seguro aún estas a tiempo para realizar el cambio no sólo por 3 o 6 meses sino para tu
vida, ocúpate de tu salud y acude al especialista.

¡NO HAY GASOLINA! Producción en El Palito sigue paralizada

Así se robaron las elecciones hace dos años (la historia del fraude)