El sexo y el alcohol son los peores aliados para ir a la cama

Existe el mito de que el alcohol es un buen aliciente a a hora de tener relaciones sexuales. Sin embargo, nada más distante de la realidad: su consumo interfiere en la respuesta psíquica y física a la excitación sexual, mermando, en el caso de los hombres, la capacidad de tener una erección.

Con motivo del Día Mundial sin Alcohol, diversos especialistas en salud sexual del Boston Medical Group explicaron cuáles son los efectos de la ingesta de alcohol en el cuerpo humano y cómo está afectando a los hombres al momento de ir a la cama con su pareja.

Algunos de estos mitos, tales como pensar que las sustancias etílicas mejoran el rendimiento sexual porque incitan a desinhibirse, dejarse de timidez y subirle la autoestima al consumidor.

¿Cuánto se puede beber antes de…?

Según los expertos, consumo equivalente a menos de dos copas, se convierte en un estimulante del apetito, tranquilizante, sedativo y produce sensaciones positivas, motivando a que sean fluidas las relaciones interpersonales y el encuentro físico de los cuerpos.

Tomar más de lo permitido…

Si bebes más de dos copas, “se van a dificultar las relaciones interpersonales y, aunque haya un estímulo erótico alto, el alcohol perjudicará la capacidad de haber una erección adecuada, provocando ciertos trastornos en los mecanismos de la erección, desencadenando una  disfunción eréctil”, según los galenos de Boston Medical Group.

De hecho, dicen, más de la mitad de los hombres menores de 50 años de edad, en alguna ocasión han padecido problemas de erección en estado de embriaguez. De hacerse habitual el consumo de alcohol, la disfunción eréctil puede llegar a ser crónica.

Ocando: «los transportistas no apoyamos la sinvergüenzura del régimen»

Noruega4

Venezolanos en Noruega también acataron convocatoria de Guaidó este 16Nov